fbpx
Home » Blog » Comino negro: una esperanza para desacelerar la pandemia de COVID-19

Comino negro: una esperanza para desacelerar la pandemia de COVID-19

Hugo GolbergPor el Dr. Hugo Golberg.  Médico graduado en la Universidad de Buenos Aires (1969). Matrícula Nacional 35674. Especialista en Clínica Médica. Ex-Vicepresidente de la Asociación Argentina de Fitomedicina. Miembro de la Sociedad Argentina de Medicina Antropológica.  Ver curso a distancia sobre Aceites Esenciales y Aromaterapia aquí > | Ver curso a distancia sobre Fitoterapia aquí >

La mayoría de las personas que se contagian de COVID-19 presentan síntomas de intensidad leve o moderada, y se recuperan sin necesidad de hospitalización, es decir que no necesitan más que un reductor de fiebre como el paracetamol, descanso y una dieta equilibrada y nutritiva.

Sigue siendo un desafío, sin embargo, encontrar la mejor manera de tratar los casos menos frecuentes de personas que se enferman de gravedad.

La COVID-19 afecta de distintas maneras en función de cada individuo. Los síntomas más habituales son:

  • Fiebre
  • Tos seca
  • Sensación de cansancio
  • Dolor de cabeza
  • Pérdida del sentido del olfato o del gusto

También puede manifestarse como:

  • Dolor de garganta
  • Diarrea
  • Conjuntivitis
  • Erupciones cutáneas o pérdida del color en los dedos de las manos o de los pies
  • Molestias y dolores

Hasta ahora ningún medicamento ha demostrado ser completamente eficaz en la prevención o combate de esta enfermedad y las formas más eficaces de protegerse a uno mismo y a los demás siguen siendo:

Hasta ahora ningún medicamento ha demostrado ser completamente eficaz en la prevención o combate de COVID-19  y las formas más eficaces de protegerse a uno mismo y a los demás siguen siendo:
Fuente de imagen: Pixabay.com
  • Lavarse las manos a fondo y con frecuencia.
  • Desinfectarse con alcohol.
  • Evitar tocarse los ojos, la boca y la nariz.
  • Desinfectar las superficies de la casa.
  • Mantener la distancia social de 2 m.
  • Evitar el contacto estrecho con otras personas.

Los científicos están haciendo grandes esfuerzos para identificar nuevos compuestos pero se sabe que el proceso de descubrir, probar y producir en masa un nuevo medicamento puede llevar años.

Paralelamente, se busca readaptar medicamentos ya existentes para otros trastornos, dado que esa es la forma más rápida de ayudar a las personas que están actualmente enfermas.

El mundo vegetal siempre da respuestas.

La Nigella sativa (semilla negra o comino negro) es una es una planta herbácea, de crecimiento anual, perteneciente a la familia botánica de las Ranunculáceas, originaria de Iraq y Turquía, que actualmente crece y se cultiva en Egipto, norte de África y países asiáticos como la India.

Aparece mencionada en el Antiguo Testamento y se sabe que varias culturas la han usado durante siglos pues se le atribuían propiedades curativas y digestivas.

Los romanos utilizaban estas pequeñas semillas oscuras como sustituto de la pimienta y actualmente es muy común en Alemania, India y Marruecos donde se las mezcla con semillas de sésamo blanco para condimentar panes y tortas.

En la siguiente imagen interactiva, les presentamos algunas características de esta maravillosa planta:

Más allá de usos tradicionales, hoy se está acumulando evidencia científica que da cuenta de que la Nigella sativa puede ser un potente antiviral y puede ayudar en la lucha contra el COVID-19.

Algunas de las investigaciones más recientes dicen…

  • En agosto de 2020, el Current Therapeutic Research, Clinical and Experimental (https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/journals/2247/) publicó 8 estudios científicos que demostraron que los componentes de la semilla negra (nigelidina, alfa-hederina, hederagenina, timohidroquinona y timoquinona) podrían moderar la acción de enzimas y proteínas del SARS CoV-2, responsables de la replicación del virus. Un estudio chino reconoció, paralelamente, los efectos inmunomoduladores de estas mismas moléculas.
  • En septiembre de 2020, el Drug Target Review (https://www.drugtargetreview.com) publicó una nueva investigación sobre el efecto de la nigelidina en ratas confirmando su actividad inmunomoduladora, antiinflamatoria y potencial inhibitoria sobre las proteínas CoV-2 del SARS.
  • En septiembre de 2020, el Journal of Biomolecular Structure and Dynamics (https://www.tandfonline.com/toc/tbsd20/current) publicó que un laboratorio científico paquistaní que está estudiando el poder inhibidor de la semilla negra sobre el SARS CoV-2. Este estudio considera que podría usarse para el desarrollo de antivirales naturales eficaces contra el Covid-19. 

A partir de estas investigaciones, el equipo del Hospital Universitario Rey Abdulaziz Jeddah en Arabia Saudita se encuentra actualmente trabajando en un estudio clínico centrado la eficacia potencial de la suplementación con semillas negras en 200 pacientes de entre 18 y 65 años que tienen síntomas leves del tracto respiratorio superior (dolor de garganta, secreción nasal, etc.). Los pacientes recibirán 1 cápsula de semilla negra (500 mg) dos veces al día y durante 10 días, además del tratamiento estándar, mientras que otro grupo recibió un placebo y un tratamiento estándar. La mejoría del estado del paciente es estudiará durante 14 días.

Mientras esperamos estos resultados, nada nos impide beber infusiones de comino negro o usarlo como especia.

Para más información y tutoría online, le invitamos a sumarse a la próxima edición del curso a distancia sobre Fitoterapia:  www.agroconsultoraplus.com/curso-fitoterapia
Inscríbase aquí

Recomendamos:

guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments

Newsletter

error: Alerta: ¡Contenido protegido!