fbpx
Home » Blog » Nueva prueba para detectar botulismo

Nueva prueba para detectar botulismo

Alicia OroquietaPor Alicia Beatriz Oroquieta.Licenciada en Tecnología de Alimentos (Instituto Superior de Tecnología Alimentaria, 2002).  Técnica en la Unidad Integrada de Apoyo a las Iniciativas Rurales (UNIR) de la FUNDACION ARGENINTA  (Ver curso a distancia sobre Buenas prácticas de manufactura en elaboración de conservas de frutas y hortalizas>)

Expertos estadounidenses desarrollan un sistema, similar a un test de embarazo, capaz de detectar en menos de 20 minutos las toxinas que causan botulismo.

El botulismo es una enfermedad transmitidas por alimentos provocada por una toxina formada por microorganismos del género Clostridium, sobre todo de la especie Clostridium botulinum. La toxina tiene efectos muy perjudiciales para las personas y se encuentra distribuida en la naturaleza (suelo, vegetales, peces…) y en alimentos. Su transmisión mediante alimentos se asocia, sobre todo, con el consumo de conservas caseras mal esterilizadas y una cocción inadecuada.

Las toxinas de C. botulinum, causan enfermedades graves e, incluso, mortales, pero son poco frecuentes. Las toxinas son sensibles al calor y también se inactivan por calentamiento, pero para ello es necesaria una temperatura de unos 80ºC durante 10 minutos. Un alto porcentaje de brotes de botulismo se relaciona con conservas caseras. Si la temperatura es adecuada, C. botulinum puede multiplicarse en una amplia variedad de alimentos. La prevención pasa por el control de los tratamientos térmicos y el rechazo de envases abombados o deteriorados.

 

Conservas

Foto libre: photl.com

 

Expertos del Servicio de Investigación Agrícola estadounidense (ARS) han desarrollado una especie de tira, similar a un test de embarazo, capaz de detectar la toxina en menos de 20 minutos. Solo se necesita una pequeña cantidad de muestra para detectar si la toxina botulínica está presente en los alimentos.

Para realizar la prueba, no hace falta contar con ningún tipo de infraestructura específica, excepto el kit en cuestión. Se necesita una pequeña cantidad de muestra, y los resultados que aparecen en una pequeña pantalla a color son fáciles de ver y de interpretar. Por eso, los especialistas confían en que pueda llegar a sustituir los ensayos actuales que se realizan en el laboratorio.

Clostridium botulinum es una de las especies de Clostridium implicadas con más frecuencia en enfermedades de transmisión alimentaria. Según la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA), pueden estar presentes en una amplia gama de alimentos, aunque es posible eliminarlas mediante calor. Pero aplicar un correcto tratamiento térmico y buenas prácticas durante todo el proceso de elaboración contribuyen a reducir el número de bacterias.

 

Post elaborado por la autora a partir de la información publicada por Eroski Consumer:
https://www.consumer.es/seguridad-alimentaria/ciencia-y-tecnologia/2014/02/27/219396.php

Para más información, participe en la próxima edición del curso a distancia sobre Buenas Prácticas de Manufactura en Conservas: https://agroconsultoraplus.com/cursobpmconservas/
Inscríbase aquí

Recomendamos:

guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments

Newsletter

error: Alerta: ¡Contenido protegido!