Home » Blog » Normativas de calidad para exportar alimentos

Normativas de calidad para exportar alimentos

La aplicación de normas internacionales de calidad está siendo requerida en forma creciente en los distintos mercados mundiales dónde habitualmente se comercializan productos argentinos. Más del 60% de nuestras exportaciones del complejo agroalimentario están alcanzadas por los condicionamientos normativos de la calidad.

Tanto en el ámbito de la Unión Europea (UE) como Estados Unidos, Canadá y, en general los países desarrollados, exigen que los productos que ingresen a esos mercados tengan algún tipo de garantía de inocuidad y calidad. Por este motivo el número de regulaciones técnicas y estándares se está incrementando constantemente en la mayoría de los países.

Este escenario se ve claro hace ya unos años, los principales países compradores de nuestros productos (la Unión Europea y los Estados Unidos), exigen la aplicación del Sistema HACCP (Hazard Analysis and Critical Control Point) este es un sistema preventivo que permite asegurar la inocuidad del producto.

Desde el 1ero de enero de 2005 rige el reglamento 178/2002 de la UE donde en términos de trazabilidad de productos alimenticios a comercializarse en la CE determina como requisito mínimo tener la información de un paso atrás y un paso adelante. Para los productos del sector frutihortícola con destino a Europa cada vez es mayor la exigencia de los importadores en el cumplimiento y certificación del protocolo privado de Buenas Prácticas Agrícolas GlobalGap.

En el caso de productos orgánicos el principal destino de nuestros productos es la UE siendo las peras y manzanas los productos de mayor aporte. El segundo destino de importancia son los EEUU (bajo la norma NOP) donde son las frutas nuevamente las más compradas seguido por los cereales y oleaginosos. En tercer lugar se presenta Suiza el cual posee un sistema de certificación diferente llamado Biossuise y son los cereales y oleaginosas el principal producto comercializado a ese destino.

Otros sistemas y normas que son recomendados o exigidos por los países importadores de nuestros productos son:

Safe Quality Food (SQF). Es una serie de protocolos de manejo de inocuidad y calidad de alimentos, basados en los lineamientos de HACCP y el CODEX Alimentarius. Están diseñados para la industria de alimentos con aplicaciones en todos los componentes de la cadena de abastecimiento de alimentos.

Los códigos SQF fueron creados por el Instituto SQF del Food Marketing Institute (FMI) y han sido implementados por varias compañías que operan en Asia, Medio Oriente, Estados Unidos, Europa y Sudamérica.

International Food Standard (IFS). Es una norma creada por grandes empresas de distribución alemanas y francesas que regulan los sistemas de gestión de la calidad, en empresas del sector de la alimentación, con el objetivo de lograr la máxima seguridad en los procesos de fabricación y/o manipulación de alimentos.

– ISO 22000. Sistema de Gestión de la Inocuidad Alimentaria. Es una norma internacional fundamentada en los principios del Análisis de Peligros y Puntos Críticos de Control (APPCC /HACCP), desarrollados por el Codex Alimentarius, y establece los requisitos que debe satisfacer el Sistema de gestión de la inocuidad de los alimentos. La norma tiene como propósito el armonizar a nivel global los requisitos de la gestión de la inocuidad de los alimentos para toda actividad a lo largo de la cadena alimentaria.

Además de estas normativas algunas asociaciones de supermercados han desarrollado protocolos que especifican requisitos para los sistemas de gestión de la inocuidad de los alimentos. Entre éstos se pueden considerar:

– Global Food Safety Initiative (GFSI): La Iniciativa es facilitada por CIES – The Food Business Forum, que agrupa a los supermercados mas importantes a nivel mundial, persiguen implementar un esquema marco de estándares mundiales de seguridad alimentaria para toda la cadena de de alimentos.

British Retail Consortium (BRC): Desarrollada por los supermercados ingleses, establece requisitos para los sistemas de gestión de calidad e inocuidad. Requiere la adopción del sistema HACCP, mantener un sistema documentado de Gestión de Calidad, implementar las BPM y contar con un sistema de control de producto, proceso y personal.

GLOBALGAP: Normativa de Buenas Practicas Agrícolas acordada por las cadenas más importantes de supermercados europeos, reunidas bajo la ex- denominación “EUREP” (Euro-Retailer Produce Working Group), la cual protocoliza el proceso de producción de fruta fresca con destino a ésta agrupación de supermercados.

– AIB: El AIB (American Institute of Baking) de Estados Unidos es una corporación sin fines de lucro creada como un centro tecnológico para panaderos y procesadores de alimentos en general. Desarrolló estándares propios de fabricación, producción, almacenamiento y seguridad de los alimentos.

– Nature`s Choice. Es un estándar desarrollado por Tesco, cadena de supermercados más importante e influyente en el Reino Unido. Esta empresa ha desarrollado códigos de buenas prácticas para todos los productos agrícolas primarios que son vendidos bajo su marca. Los productores deben demostrar y asegurar que el producto fresco de la más alta calidad proviene de campos que trabajan bajo buenas prácticas agrícolas, operan en un ambiente responsable y adecuado en cuanto a la salud y bienestar de su personal.

La Normativa de Chile “Sistema de Análisis de peligros y puntos críticos de control (HACCP)”, basada en la Norma Internacional de Codex Alimentarius, se encuentra en proceso de aprobación por parte del Instituto Nacional de Normalización (INN).

Si bien estas normas y protocolos aún no representan un impedimento oficial al ingreso de estos productos, según la condición del mercado puede transformarse en una verdadera barrera al ingreso.

Ante esta situación, desde Fundación ArgenINTA, nace la idea de incentivar a aquellos que contribuyan a adaptarse a las exigencias de calidad e inocuidad a través del “Premio ArgenINTA a la Calidad Agroalimentaria”, el cual tiene como objetivo fomentar la adopción de los sistemas de calidad en las cadenas agroalimentaria. El espíritu del Premio, entregado por primera vez en el año 2004, es destacar y calificar la búsqueda de la excelencia en los sistemas productivos de las empresas argentinas.

Se han premiado hasta hoy la innovación, el desarrollo de estrategias asociativas, el cuidado del impacto ambiental y social, el agregado de valor a la cadena de alimentos y también el empleo voluntario de sistemas de certificación.

La aplicación de sistemas de aseguramiento de la inocuidad y calidad en los productos alimentarios es un factor de creciente importancia para mejorar las posibilidades exportadoras de los productos alimentarios argentinos.

La capacidad de reacción frente a la situación actual en cuanto a los requerimientos de inocuidad y calidad será clave para que la Argentina pueda enfrentar con éxito el proceso de transformación que los mercados agroalimentarios promueven.

Fuente: Fundación ArgenINTA. https://www.argeninta.org.ar Enero 2009.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Newsletter