fbpx
Home » Blog » Los millennials en Workation: una oportunidad diferente de turismo rural

Los millennials en Workation: una oportunidad diferente de turismo rural

Gloria Fontan
Por Mg. Gloria Fontán. Analista Universitaria de Sistemas. MBA – Marketing Estratégico. Master Formación de Formadores. Experta en Implementación de Proyectos de e-learning. Tutora de Cursos a Distancia ACP (Ver curso a distancia sobre Proyectos Turísticos en el Medio Rural>)

El término procede de unir las palabras en inglés work (trabajo) + vacation (vacaciones). Workation es entonces, la tendencia para trabajar con calma en tiempos de pandemia, que mezcla el trabajo con el placer de viajar. ✅ Vea la nota a continuación. ✅ También le invitamos a sumarse a la próxima edición del curso a distancia sobre Turismo Rural >> www.agroconsultoraplus.com/curso-turismo-rural

Inscríbase aquí

Workation es trabajar en destinos vacacionales esquivando la rutina, alargando el verano pero sin olvidar la responsabilidad del trabajo. Una modalidad que permite tomarse vacaciones pero no del desarrollo del mismo.

Y esa es, entonces, la fórmula de éxito de estas nuevas propuestas de turismo rural: los destinatarios obvios son los millennials, segmento de mercado con un enorme potencial pero que demanda una oferta muy especial, ya que necesita vacaciones más largas.

Su relación intrafamiliar toma un sitio de relevancia y no pueden o no desean dejar de trabajar. Este segmento considera posible disfrutar la vida de otro modo. Los millennials prefieren vacacionar con el trabajo a cuestas.  O lo que es lo mismo, trabajar en su lugar de vacaciones y en familia.

Este es, por lo tanto, un segmento de mercado al que hay que abordar pues tiene todas las características que pueden desearse: cierto poder adquisitivo, muchos de ellos tienen familia con hijos pequeños que incrementan el consumo familiar y generalmente viajan en auto, lo que les permite trasladarse sin necesidad de tomar vuelos ni transportes públicos que los puedan exponer durante la pandemia. 

Solo requieren de un buen servicio de internet y un lugar apto en el que hacer sus “recreos” durante la jornada laboral y donde al mismo tiempo, su familia tenga lugares de esparcimiento. Es decir, buscan tecnología y confort, pero sobre todo experiencias en los destinos.

También los millennialssingles, son clientes que buscan instalarse durante períodos más largos en lugares plenos de naturaleza, tranquilidad, buenos servicios, de excelencia en cuanto a comida, bebida y esparcimiento. Puesto que son un perfil disciplinado hay que ser creativos a la hora de preparar ofertas para atraer a este segmento que representa una importante rebanada del pastel.

Diseñando nuevos destinos

El ‘workation’ no es un sustitutivo de las vacaciones. Es añadir ocio a nuestra jornada laboral o estar de vacaciones durante nuestras horas libres; es vacacionar durante el trabajo, es decir, se extiende la temporada a todo el año.

En América Latina hay 157 millones de millennials, para quienes el mayor lujo es “la administración de su tiempo”. Por eso, estamos obligados a pensar cómo operar, diseñar y construir hoteles y alojamientos rurales adecuados.

Una posibilidad, entre las preferidas, son las villas o casas que inesperadamente se acercan al presupuesto de un grupo más amplio de viajeros.

Se trata de lugares rodeados de exuberantes montañas verdes o heladas praderas con manantiales que, sobre todo, ofrecen la tranquilidad de la naturaleza.


¿Cuál es el contexto del Workation?

Esta pandemia ha acarreado no solo el cierre de fronteras sino también la toma de medidas de aislamiento social lo que ha producido  impacto en sectores económicos importantes como: el turismo, el comercio, la educación y el consumo masivo que han tenido que enfrentarse a nuevas dinámicas de un mercado en crisis en una economía global.

Es así como este contexto nos enseñó y aprendimos que el trabajo remoto es una realidad posible.

Un estudio reciente, realizado por la encuestadora Tendencias Digitales en América Latina en alianza con el Grupo de Diarios América GDA, midió el impacto de la COVID-19 desde tres dimensiones: el individuo, el ciudadano y el consumidor y llegó a las siguientes conclusiones:

La mayor preocupación a nivel individuo está relacionada con la salud.

El 50% menciona el impacto de la COVID-19 en la economía, mientras que un 25% se refiere específicamente a los puestos de trabajo y su capacidad de generar ingresos.

A nivel ciudadano el 90% está ampliamente informado sobre el curso de la pandemia y conoce y asume su comportamiento.

A nivel consumidor un 52 % de los entrevistados en la región declaró una disminución de sus ingresos, lo que impacta directamente en su poder de compra.

A pesar de que el confinamiento dejó cientos de problemáticas, algunas cuestiones se abrieron como oportunidades.

En este proceso impetuoso, lleno de incertidumbre sobre el día después, tanto empresas como autónomos salieron adelante y se abrieron a las posibilidades que ofrecen el trabajo remoto ya desarrollado por algunos profesionales,  masificando rápidamente esta tendencia.

Sin duda, el uso de la tecnología jugó un rol central en esta “nueva normalidad”. Y sus exponentes más importantes y hábiles son los millennials.

¿Quiénes son los millennials?

Los nómadas digitales son el segmento de trabajadores y viajeros por excelencia. Desde comienzos de este siglo, y con más énfasis desde principios de la segunda década, aparecieron y se multiplicaron como setas alrededor del mundo. 

Este perfil de viajeros-trabajadores tiene muy buena formación, dominio de la tecnología y sabe aprovechar la expansión de Internet en su beneficio. 

Los millennials, también llamados Generación Y, los nacidos entre los años 1980 y 2000 crecieron con la tecnología y están familiarizados con ella. La dominan.

Son pragmáticos porque valoran, sobre todo, la utilidad y la autenticidad de una marca. Son exigentes con las marcas pero no son incondicionales con ellas y tienen un alto concepto de la responsabilidad social corporativa y del cuidado del medio ambiente.

Tienen actitudes que hace que sean percibidos como egoístas, caprichosos y cómodos. Han sido bombardeados por la publicidad y el exceso de información en TV, radio e internet, por lo que son grandes consumidores de contenidos audiovisuales: vídeos en la red, música y películas en streaming y sólo y exclusivamente se informan a través de internet.

Están enamorados y son adictos a sus smartphones (nomófobos y app-adictos). Usan para su trabajo sus teléfonos inteligentes, agenda electrónica, búsquedas, contactos. Son asiduos protagonistas de las redes sociales y les agrada que sus comentarios sean considerados.

La mayoría, son usuarios de Youtube y Facebook y más de la mitad lo son de Instagram y Spotify. En menor escala, Snapchat.  Les encanta la exclusividad y son bastante individualistas. También son susceptibles a las recomendaciones de personas cercanas y toman muy en cuenta las recomendaciones recogidas en la red.

Antes de hacer una compra se informan detenidamente en la web, al punto de que si un producto que desean no tiene recomendaciones o las tiene negativas, no lo compran.

Los millennials son clientes que no solo buscan una buena atención, exigen personalización y esperan que la oferta se adecue a sus preferencias. Son marcadores de tendencias de consumo.

Pero además priorizan las oportunidades para tomar vacaciones y cuidan mucho de su tiempo libre.

La tendencia, en la mayoría de esta Generación Y, los deseos de viajes y la realización de planes en ese sentido poco y nada ha disminuido, aunque si se ha modificado. 

Además, son los actores principales de la “workation”.

Para más información, participe en la próxima edición del curso a distancia: www.agroconsultoraplus.com/curso-turismo-rural

Inscríbase aquí

Recomendamos:

guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments

Newsletter

error: Alerta: ¡Contenido protegido!