Home » Blog » Cómo elaborar conservas vegetales prácticas, saludables y seguras

Cómo elaborar conservas vegetales prácticas, saludables y seguras

Diana María Arteaga GonzálezPor la Ing. Diana María Arteaga González.  Ingeniera de Alimentos de la Corporación Universitaria Lasallista, Antioquia, Colombia (1990). Diplomada en Docencia Virtual por Competencias Laborales. Diplomada en Actuación y Mediación en Ambientes Virtuales de Aprendizaje. (Ver curso a distancia sobre Cosecha, Poscosecha y Conservación de Frutas y Hortalizas aquí >) (Ver curso a distancia sobre Elaboración de Conservas aquí >)

Las conservas vegetales se ganaron la aceptación de los consumidores porque son una maravillosa forma de disfrutar de las verduras y las frutas durante todo el año.

Las verduras -como las arvejas, chauchas, espárragos, papas, zanahorias, pimientos, espinacas, acelgas, alcauciles u hongos- al natural, en vinagre o en escabeche y las frutas -como ananá, durazno, peras, mango o cerezas, moras, naranjas, ciruelas, damascos, frutillas- en almíbar, confituras o mermeladas están siempre dispuestas a cubrir un plato vacío o a acompañar cualquier preparación y son una excelente variante frente al cansancio o al apuro, típicos de los tiempos que corren.

La FAO y los organismos nacionales aconsejan no consumir ni preparar conservas caseras de alimentos. Sin embargo, es una práctica que realizan muchas familias.   Por eso,  a continuación, vamos a revisar algunos consejos para elaborar conservas de forma segura:

  • Desinfectar los utensilios, las mesadas y superficies.
  • Seleccionar materia prima fresca y en buen estado.
  • Lavarse muy bien las manos antes de comenzar y durante el proceso.
  • Lavar muy bien las verduras y frutas antes de cocinarlas.
  • Esterilizar los frascos de vidrio y escurrirlos muy bien, antes de usarlos.
  • Usar siempre tapas nuevas.
  • Comprobar que los frascos queden sellados correctamente al finalizar la elaboración.
  • Etiquetar los frascos indicando el producto que contiene y la fecha de elaboración.
  • No preparar más cantidad de la que se pueda consumir en un año.
  • Igual de importante es recordar cómo conservar y consumir las conservas. Identifiquemos, entonces, algunas precauciones:
  • Almacenar los frascos en un lugar fresco y seco.
  • Ordenar los frascos según la fecha de elaboración, colocando delante las conservas que se deben consumir primero.
  • Una vez abierto el envase, conservarlo en la heladera.
  • No consumir conservas que tengan la tapa abombada, que goteen, si sale espuma o líquido al abrir el envase, si el contenido tiene mal aspecto, está descolorido  o huele mal. Toda anomalía es signo de posible contaminación.

Curso-de-Conservas
“Comer es una necesidad pero cocinar es un arte” dice un famoso refrán de autor desconocido, y en la elaboración de conservas hay mucho de arte.

Por eso, si quieres aprender técnicas seguras y recetas maravillosas, acompáñanos en la próxima edición del curso a distancia sobre Elaboración de Conservas Vegetales: www.agroconsultoraplus.com/curso-elaboracion-conservas/
Inscríbase aquí

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Newsletter